Home ¡Qué carita!

SECCIONES
Home
Mujeres & Sexo
Deportes
Música
Televisión
Internet
Tecnología
Cine
Autos
Turismo
DESTACADOS
Bomboncitos del Mes
Postales
 
"Carlos. Vos te llamás Carlos." Eduardo, poeta contemporáneo
"Carlos. Vos te llamás Carlos." Eduardo, poeta contemporáneo.

El Bar TV: el reality show más real

Alianzas, insultos, amistad, amoríos, desengaños y sarcasmo las 24 horas del día en el bar más caliente de la televisión argentina.

Hace más de un mes que la televisión argentina recibió una invasión de reality shows por dos frentes, prácticamente en forma simultánea. Por un lado, Telefé apostó a Gran Hermano, con chicas lindas y chicos musculosos. Todos con pinta de haber salido de castings de desodorante y/o shampoo, pero sin mucho que ofrecer más que una cara bonita.

Por otro lado, América puso todas sus fichas en El Bar. Si bien se podían tener dudas acerca de este producto sueco, sobre todo dado que Gran Hermano era el boom en España, El Bar demostró haber tenido un casting mucho más inteligente, con la consecuencia de resultar un mejor producto.

Yael preparada para conducir El Rayo
Yael preparada para conducir El Rayo.

Si bien el nivel de realidad de estos programas es dudoso, ya que justamente son realidades pre-fabricadas (similares a experimentos con ratas de laboratorio), El Bar muestra la propuesta más interesante, gracias al mix de personalidades de los participantes.

Repasemos: por el lado de las mujeres tenemos a Yael la concheta, Julieta la hippie, Mónica la madre fiestera, Alejandra la provinciana, Estrella la tranquila, y Celeste el/la transexual. Del lado de los hombres, Eduardo el bohemio, César el gordo rapero, Daniel el que se las sabe todas, Federico el buenoide, Maxi el rollinga, y Juan Pablo el ganador.

Si bien este violento etiquetado puede no ser del todo justo, son las características de cada participante que enseguida saltan a la vista. Dado que son todos tan distintos, no necesitan mucho libreto para que empiecen a surgir conflictos. Tanta personalidad junta sólo puede terminar chocando.

Los miembros de El Bar durante la votación
Los miembros de El Bar durante la votación.

Estos 12 personajes que arrancaron se van eliminando de a uno por semana. Esto es lo típico en los reality shows, pero éste en particular tiene un método diferente. Por un lado, las votaciones se realizan en público (no la típica votación hipócrita/cobarde en un confesionario), escuchando los participantes las razones de los votos. Además del voto negativo, existe el voto positivo, y aquel que resulte ganador de éste decidirá quien irá al banquillo de los acusados, junto con el que haya recibido mayor cantidad de negativos. A partir de ahí, es la gente la que decide quien se va y quien se queda.

El objetivo del juego es ganar los 100.000 dólares que esperan al que resulte elegido ganador la última semana del juego. Seguramente para esa altura, la convivencia va a haber llegado a límites insoportables.

Los participantes que hayan sido eliminados, tampoco son unos perdedores absolutos. Además de haber estado ganando un nada despreciable sueldo de 1000 dólares, obtuvieron un 5% de la facturación de El Bar como tal. Y, con algo de suerte, su participación en el programa puede ser el trampolín para algún tipo de carrera en la TV, siendo Daniel un candidato a ser galán de telenovelas, por ejemplo. Y la misma Yael pudo cumplir su sueño de conducir aunque sea por unos minutos El Rayo, mientras María Vazquez veía un serrucho cerca de sus pies...

El Bar no podía ser la excepción a la típica dicotomía argentina. La Cumbre, creada casi jugando por Eduardo, fue la que hasta hace pocas semanas tenía todas las de ganar. Pero La Colina, o los no alineados, comandados por Daniel, ahora están más fuertes que nunca, y si se ponen de acuerdo, podrán ir eliminando uno a uno a los miembros de La Cumbre. Aunque seguramente lo mejor sería una final entre Eduardo y Daniel.

Daniel en una de sus clásicas charlas con la cámara
Daniel en una de sus clásicas charlas con la cámara.

Tampoco faltó lugar para el romance ni para el sexo. La pareja formada entre Eduardo y Julieta está pasando por un momento difícil. También está aflorando algo entre Daniel y Mónica, aunque teniendo en cuenta sus antecedentes con Juan Pablo en la ducha, lo más probable es que Mónica sólo quiera sexo.

Si bien la mayoría de los chicos los primeros días que abrió El Bar demostraron su falta de experiencia, hoy en día ya han llegado a especializarse. Julieta es la moza, Federico el barman, y César, por obvias razones, se ocupaba de la cocina.

Aún para sus detractores, resulta casi imposible no detenerse unos minutos por día mirando el canal que se encuentra las 24 horas transmitiendo El Bar por tu compañía de cable amiga.

Links

www.elbartv.com


   Volver arriba
Juan Villanueva
jvillanueva@bomboncitomagazine.com
24/4/2001
 
 Home | Mujeres & Sexo | Deportes | Música | Televisión | Internet | Tecnología | Cine | Autos | Turismo

Copyright © 2000-2001 bomboncitomagazine.com - Todos los Derechos Reservados
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 891.237