Homeporloschicos.com¡Qué carita!

SECCIONES
Home
Mujeres & Sexo
Deportes
Música
Televisión
Internet
Tecnología
Cine
Autos
Turismo
DESTACADOS
Bomboncitos del Mes
Postales
 

Evitando tentaciones

Aunque la TV intente demostrarnos otra cosa, el día que nos casamos nos comprometemos a renunciar de por vida a actividades extracurriculares. Un compromiso que puede asustar de verdad.

Tentaciones hay y demasiadas
Tentaciones hay y demasiadas.

¿Qué sucede si ella se pone gorda y fea? ¿Qué pasa si tu vida sexual se pone aburrida o simplemente desaparece? ¡Con tantas mujeres lindas que hay! Todos esos bomboncitos en jeans y con camisas o remeras sin nada debajo. Todas esas colitas paradas en tanga en la playa. Esa compañera de trabajo que siempre deja desabrochado un botón de más en su blusa, que se mantiene en forma en el gimnasio, que le da doble sentido a todo lo que dice, y que a cada minuto te manda una mirada que te deja helado. O caliente. Claro que es más sencillo ser fiel si el padre de tu mujer pertenece a la mafia, o es tu empleador. Este artículo se dirige a los demás mortales, presentando el tema desde un aspecto racional.

No se trata de serle fiel a una mujer, sino de serte fiel a vos mismo, a tu escala de valores. Para quienes sienten que existen otros valores aparte de los de la Bolsa, y que la franqueza, la lealtad hacia los seres queridos y la responsabilidad hacia sus obligaciones son algo más que un discurso político, cometer una infidelidad sería una estupidez porque sería traicionarse a sí mismos. Sería adoptar el papel de otro que uno en el fondo no es ni desea ser, por más que se intente racionalizar la situación. Actuar en contra de las propias convicciones a la larga significará sentirnos infelices.

Otra consecuencia de la infidelidad es que lastima a la gente. Si te descubren habrá un largo plazo de dolor y malestar, de sentimientos de culpa y de inadaptabilidad, de resentimientos en las dos partes, y una posibilidad bastante concreta que ella te abandone. Aunque ella no se entere, este secreto erosionará la relación, y si una relación tan importante como es el matrimonio no se basa en la honestidad, probablemente toda la relación no es más que una ilusión.

Una amante furiosa es capaz de cualquier cosa
Una amante furiosa es capaz de cualquier cosa.

También es probable que lastimes a la persona con la que tuviste la aventura. Ella tendrá expectativas, pero si bien tu amante podrá pasarse una vida esperando que abandones a tu mujer, las estadísticas indican que esto es poco probable - independientemente de lo que sientas por tu amante en los momentos de locura.

Aunque nadie se entere, muchos hombres terminan hechos pedazos, tironeados emocionalmente entre dos mujeres que podrían haber amado individualmente, sin mencionar un sentimiento interminable de culpa.

Pero a veces las mujeres sí se enteran. La realidad está llena de situaciones en que las esposas reciben llamadas de ex-amantes abandonadas, y otras en que se abren legajos por acoso sexual en empresas, iniciados por compañeras de trabajo desairadas.

Como si fuera poco, podés terminar lastimándote a vos mismo, y mucho. No sería la primera vez que una "inocente aventurita" termina en un divorcio en el que el marido pierde la mitad de sus bienes (entendámosnos, la mitad de lo que quedó después de lo que se llevaron los abogados), es condenado a mantener a sus hijos y a pagarle alimentos a su ex, sin que le quede otro derecho que ver los chicos una vez a la semana, o una vez al mes. Si creés que los juzgados no tienen prejuicios sexuales estás algo desinformado. Para que tengas una mínima posibilidad de obtener la tenencia de tus hijos la madre debe no querer tenerlos, o debe tener una adicción a las drogas bien documentada, debe estar en la cárcel, o algo parecido. De otro modo, olvidate de lograr la tenencia.

Un modo de prevenir todo este desastre es asumir la responsabilidad de mantener despiertos los sentimientos entre la pareja. Contrariamente al dicho popular que con los años muere la pasión, intentá dejar que nunca desaparezca, o reintroducirla en tu matrimonio. Acordate de lo que te hizo enamorarte de ella (¿por qué de ella y no de otra?) y ayudale a mostrar su mejor lado. Inversamente, asegurate de deplegar las cosas que hicieron que ella se enamore de vos.

Tu atracción hacia "la otra" desaparecerá si le permitís desvanecerse. Es sabido que aún un gallo exhausto se pone a la altura de la ocasión cuando aparece una gallina nueva. Si tu nueva compañera de trabajo te excita, después de un tiempo dejará de hacerlo. Por supuesto, es posible que para ello pasen algunos meses o años, mientras que la aventurita podría llevar algunas horas, semanas o días. La decisión es tuya, pero en mi opinión: aunque te cueste, evitate un montón de problemas.


   Volver arriba
Esteban Palacios
epalacios@bomboncitomagazine.com
23/8/2002
 
 Home | Mujeres & Sexo | Deportes | Música | Televisión | Internet | Tecnología | Cine | Autos | Turismo

Copyright © 2000-2001 bomboncitomagazine.com - Todos los Derechos Reservados
Registro de la Propiedad Intelectual Nº 891.237